Erreserbatu orain
Banner

Estás en: Historia > Turismo de futuro

Turismo RURAL VIZCAYA

TURISMO DE FUTURO - Turismo Rural Vizcaya


Astei, en euskera, es lugar de robles, robledal. Por eso Mertxe Begiristain (propietaria) tuvo que enfatizar con ese nombre silvestre su proyecto de turismo rural, Ea Astei, no por casualidad dependiente del negocio de la madera. Su marido, Peio Gorroño, es gerente de la firma Egoin, líder de la construcción en panelados biodegradables, ignífugos y energéticamente eficientes. La casa madre es una construcción del siglo XV, donde hoy vive el matrimonio, y otras tres viviendas rústicas, de nombre Etxeaundi, Sabai y Garaixe.

Pero el talento invertido en la fábrica de Egoin les dio a ambos la clave de lo que será el turismo rural en el siglo XXI: el proyecto Casa Vita. Un espacio que aúna naturaleza, bajo consumo energético y arquitectura modular y sostenible. Para calentar el agua se ha tramado la cubierta plana con 49 paneles solares. Una sonda geotérmica aporta el primer tramo de rendimiento calorífico. Y un pozo canadiense con más de 50 metros de profundidad atempera la entrada de aire a la casa en torno a los 17-19 grados centígrados, ya baje de cero fuera o suba la temperatura por encima de los 40 grados. Y sin embargo, la verdadera innovación tecnológica radica en lo invisible: la estanqueidad constructiva, el nivel 0,43 de hermetismo en toda la vivienda, acreedora a las etiquetas suiza Minergie y alemana Passivhaus. El estudio arquitectónico de Iñaki Aspiazu ha tenido también su mérito en el proyecto y homologación de Casa Vita.

Periodico el Pais
22/06/2012